Pastor Jorge E. Pino Valenzuela

Pr. Jorge E. Pino Valenzuela

Pastor Jorge E. Pino Valenzuela.

 

El Pastor Jorge E. Pino Valenzuela es el Director General del Ministerio Vuelvenos. Predicador por mas de 20 años, es Diplomado en Teología. Actualmente estudia un Bachillerato en Teología en el Instituto Biblico Nacional. Ha participado como coordinador y profesor de Plan de Salvación y Hermenéutica Bíblica en la mega página de los Pentecostales del Nombre y en su foro e Instituto Bíblico. Escritor y amante de la Palabra de Dios. 

Malas Nuevas, Buenas Nuevas
Malas Nuevas, Buenas Nuevas

MALAS NUEVAS, BUENAS NUEVAS

 

Muchas veces me imagino como sará la voz "de trompeta" que Pablo habla en el libro de Tesalonisenses, esa voz de mando que se escuchará cuando Jesús venga.

 

Probablemente este será el primer mensaje audible que muchos seres humanos escucharán de parte de Dios. Será una voz, una palabra, un mensaje que cambiará una era por otra. Cerrará una etapa, un ciclo y abrirá uno totalmente nuevo. Podría equivocarme, podría estar alucinando, y no tiene por qué creerme, pero siempre he pensado que las palabras que el Señor pronunciará serán para la Iglesia.

 

Estas palabras podrían ser: "Nunca más". Nuestro Señor Altisimo levantará su mano horadada y dirá: "Nunca más lágrimas"; "Nunca más dolor"; "Nunca más soledad"; "Nunca más muerte"; "Nunca más tristeza"; "Nunca más llanto".

 

Jesús dijo que todo acabaría algún día (Mateo 24:14); Para los que viven para este mundo son malas nuevas; para aquellos que vivimos para el venidero son buenas nuevas. Una vez más Cristo nos traerá noticias buenas. 

 

Esta es una promesa alentadora. ¡¡Cristo Viene!!

 

Nuestra oración debiera ser: "Amante Dios, ven pronto... pero si llegas a venir mañana, pasado o dentro de mil años después, permiteme vivir de una forma que te honre, y que atraiga a muchos a tu gozo indomable en medio de cualquier situación... amén".

 

MI OPINION SOBRE LA CELEBRACION DE NAVIDAD

 

Antes que todo, quiero decirle que mi intención no es discutir o atacar una u otra posición respecto a este tema que no aparece directamente en las Escrituras, y pertenece a lo que llamo las áreas grises o secundarias, es decir, ni negro ni blanco (cuando la biblia dice directamente si o no), sino que un área que debe ser considerada a la luz de otras situaciones y/o escrituras con temas relacionados e interpretables.

 

Usted tiene todo el derecho a decir “no debemos celebrar navidad” (debemos considerar a que se refiere una persona cuando señala “celebrar navidad” ya hablaré de eso un poco más abajo). Si es su determinación no celebrar navidad, no la célebre, yo no puedo oponerme a su deseo de no celebrar la navidad. Tiene todo el derecho. Otra persona puede decir: “yo celebro privadamente, o hago esto, esta es mi rutina” y está bien. Pero cuando la gente dice: “yo no lo hago, así que nadie tiene que hacerlo, mi familia, con mis hijos ya grandes también no tienen que hacerlo, y la gente que lo está haciendo están equivocados y están en pecado”, esto sin considerar qué hacen las otras personas, allí es donde tengo una diferencia de opinión. Yo digo, si la persona desea no celebrar navidad, no lo haga.

 

¿Es el árbol de navidad una costumbre “cristiana”?. Todos estamos de acuerdo que no se inició como una costumbre cristiana, y tiene muchas implicaciones. He oído que viene incluso desde Nimrod (que no es así), hasta costumbres celtas (que tampoco lo es), sin embargo, todos estamos de acuerdo que en su oportunidad fue una costumbre pagana. Se han agregado otras cosas como la entrega de regalos. ¿esto es una costumbre basada en la biblia?, pues no. no hay ninguna parte de la biblia que diga que debemos entregarnos presentes en navidad, ni siquiera existen principios que se puedan sacar. No hay ni mandamientos, ni principios. ¿Se debe dar regalos? si no quiere hacerlo, no. ¿Es lindo hacerlo? hermanos es precioso hacerlo, todo depende con que “espíritu” lo haga.

 

¿Cuál es mi intención?. Es allí donde mi deber es instruir a las personas, ¿Es el hecho que los magos de oriente llevaran regalos a Jesús el fundamento para dar regalos?. no, ¿es una linda costumbre? si. No quiere hacerlo, no lo haga.

 

LO FAMILIAR

Metámonos dentro de la familia. Hay que distinguir dos cosas, como padres. Supongamos que yo soy papá que no quiero celebrar navidad. Yo creo que todo es pagano, por lo cual, yo no me meto con fiestas paganas, y por eso yo no me meto con nada de eso, excelente. ¿Tengo derecho a decirle a mi familia: “aquí nadie celebra nada”. Si tiene derecho, pero me parece una falta de gracia. No digo que no tenga derecho, si es la autoridad tiene derecho a decirlo y hacerlo. Lamentablemente a veces las autoridades son extremas en hacer conocer sus posiciones. A veces incluso son tiranas. Yo no creo que debiera haber una tiranía en un padre en tomar esas decisiones, pero puede explicar a sus hijos y decirles: hijos, el mundo celebra, pero yo tengo esta convicción.

 

Puede explicarlo con amor, con cariño. No andar botando árboles de navidad. No, eso es una actitud agresiva, dolorosa, hiriente, traumática para un niño. Entonces, yo tengo que explicar y decir: “yo tengo esta convicción, es mi convicción de familia como líder”. He visto que muchas veces las posiciones más radicales respecto a esto, la tienen jóvenes que aún no han sido padres y que, de seguro, cuando tengan hijos cambiarán sus posturas, porque la visión de un padre es diferente a la de uno que no lo es.

 

Pero hay otro punto. si la convicción es igual de su esposa, estamos hablando que ya la autoridad está completa. Pero, si es sólo el marido, y la esposa está en contra yo creo, que la esposa tiene el mismo derecho que el esposo, porque no es un asunto primario. Es un asunto secundario, y como es un asunto secundario, marido y mujer tienen el mismo derecho. El puede pensar “yo no celebro” y ella tiene todo el derecho a decir “yo si celebro”. Entonces, aquí tenemos una diferencia en la relación conyugal, no puede ser que siempre estemos todos de acuerdo, y que el hombre siempre tenga que obligar. ¿Qué pasaría si fuera al revés, en cualquier asunto secundario?. si la mujer dijera : “Yo no estoy de acuerdo con hacer tal o cual”. y el hombre dijera: "Yo sí estoy de acuerdo". (le aseguro que se haría en la mayoría de las veces lo que el hombre quiere). ¿Cuál es mi opinión, respecto a cómo debe reaccionar un cristiano frente a esto?. yo creo que privadamente, él o ella debieran conversar: “amor, yo no creo que debas celebrar, pero tú tienes el derecho como una persona adulta, libre, que tiene sus convicciones. esto no es un asunto primario. Tú tienes el derecho de celebrarla, y si quieres hacerles regalos a los niños, excelente”.

 

Hermanos, esa es una actitud cristiana. Ahora, si los dos están de acuerdo, tendrán que explicar a sus hijos el porqué. Ahora, ahora viene un consejo para los niños. a los niños que viven esto: tienen que entender que los padres tenemos convicciones, no siempre nuestras convicciones son lo que ustedes quisieran, si nuestros padres están de acuerdo, y con amor nos explican tenemos la obligación de someternos. Y tal vez, lo que va a hacer el niño/a es esperar a tener la edad suficiente a tomar sus decisiones (Ustedes saben cuántos hijos de cristianos han tomado sus propias decisiones cuando han tenido la edad… se ha preguntado lo mal que les ha ido… bueno padres, cierta responsabilidad tenemos en esas decisiones. medite usted). Joven, niño y cuando tiene su edad, ya podrá celebrar con dos, tres, cuatro, cinco regalos si así lo desea.

 

No es una experiencia traumática total, si es dolorosa mi querido niño o joven, ver como otros niños reciben regalos mientras usted ha sido enviado a acostarse tempranito, pero no es una experiencia traumática total. Así debe ser manejado el tema familiar, en un espíritu cristiano correcto.

 

LAS IGLESIAS

Como ya dije, no hay ningún principio bíblico que directamente ordene celebrarla o no celebrarla. Un principio en la hermenéutica bíblica (el arte de interpretar la biblia), es que cuando no hay un mandamiento directo, es el estudio personal y no impuesto lo que debe primar y la elección directa de la persona respecto a ese asunto. Yo fui a un sector invitado a una conferencia, y pedí que me pagaran los pasajes, porque no tenía yo lo suficiente.

 

Y en medio de la sección de preguntas y respuesta que di, un hermano me “lanzó” una pregunta: ¿usted cree que Jesucristo cobraba para ir a predicar de un lugar a otro? (fue un gancho a la mandíbula). Yo le dije: “¿Usted cree que Jesucristo tenía que pagar la gasolina?” ¿acaso Jesucristo no recibió nunca una ofrenda? ¿Qué necesidad de un tesorero en el grupo de los doce?

 

Si un pastor tiene la convicción de que él va enseñar que no se celebra la navidad, entonces va a tener que ser honesto. el no puede decir: “La biblia dice que no celebremos la navidad”. eso no es verdad. “La biblia prohíbe dar regalos en esta fecha”. no es verdad. El puede decir: “Es mi convicción como pastor, que debido a que el árbol de navidad fue una celebración pagana, que se incluyó dentro del cristianismo. Mi convicción es que no debo celebrar y poner el árbol de navidad, pero en sus hogares no puedo imponer.

 

Aquí en la iglesia no vamos a poner, en mi casa no lo tenemos, en mi casa no regalaremos, en mi casa no cenaremos” (y yo espero queridos que sean bastante consecuentes en lo privado como los son en lo público, que si no hacen nada relacionado con la navidad, también en sus hogares, donde el mismo Señor juzga, en lo íntimo, de veras no lo haga, eso sería aún más grave que celebrar abiertamente).

 

Si usted dice a su congregación que es pecaminoso hacer regalos o cenar esa noche junto a su familia, ya se salió de la biblia. Si usted dice: “es nuestra elección”, está bien, está predicando correctamente. Si hace como le digo, utilizando la gracia de Dios, está bien. Está permitiéndoles a las personas que en asuntos secundarios puedan elegir cenar, y regalar en esa fecha. Yo creo que esto resume en cierta medida lo que debe ser una posición cristiana.

 

Hay muchas cosas que son de origen pagano. mire, el mundo se divide en dos reinos, el reino de la luz y el reino de las tinieblas. el reino de Dios y el reino de satanás. todo lo que no es del reino de Dios es del reino de satanás. pero yo estoy protegido en cristo, yo no tengo nada que temer. Satanás no puede tomar nada de mi vida, si Dios no lo permite. Satanás no llegará a mi vida a través de una cena, de un regalo, de un árbol… el no puede poseerme a través de eso. esto tiene mucho de misticismo, y muy poco de cristiano.

 

Me predicaron muchas veces que no podíamos sentarnos en “sillas de escarnecedores” así que estaba prohibido ir a un estadio o al cine. ¿Entonces como nos vamos al trabajo en el bus? ¿No me puedo agarrar de ninguna parte del bus, porque me voy a tocar con las huellas del pecador?... hermano eso son extremos. Lo que debe hacer si es su convicción, si desea regalar… regale. no compre su lista de regalos para impresionar, no haga su lista cada vez más grande, no se endeude en diciembre para tener que pagar todo el año.

 

Aprenda a hacer cosas que son favorables, equilibradas. si es soltero, tranquilo, si tiene a su cónyuge, pregúntele que piensa. Y por último, si usted es un padre que piensa que no se debe celebrar, pero se da cuenta que este asunto es tan secundario y que discutirlo trae más problemas, divisiones, contiendas absurdas que no edifican sino que ha llegado a las descalificaciones personales, a irritarse de una forma no cristiana, a poner en tela de juicio los valores de otras personas o incluso a mandarlas al infierno… examine su vida y el espíritu de amor que debe existir en usted.

 

Y como se dio cuenta que es un asunto secundario, no establecido directamente en las sagradas escrituras, ni por principios, ni mandamientos divinos, entonces ¿Por qué no tiene un poquito de gracia con su hijos explicándoles bien?: estos árboles no significan nada, es un adorno más tal como la vela del pastel de cumpleaños. ¿No te vas a comer el pastel? tal vez la vela la creó un pagano que quería ponerle velas sirios a sus sacrificios o a sus vírgenes, o a sus imágenes o a lo que sea, pero ahora vamos a celebrar tu cumpleaños. pero un espíritu de gracia debe caracterizar esta época tan poco aprovechada por muchos de los cristianos. En lo personal, nunca he puesto un adorno en mi hogar. pero siempre nos juntamos en familia, a pesar que siempre estamos recordando a Cristo su nacimiento, su encarnación y celebramos cada día su presencia. Encuentro nada de malo hacerlo de una manera especial un día que es libre en lo laboral y donde juntos en familiar estamos cenando y compartiendo algunos regalos.

 

Donde aprovecho de predicarles a mis familiares in-conversos. Pero también reconozco que algunos de mis familiares si lo han hecho… Y cuando voy a cenar a sus casas no he sido posesionado por el diablo, ni me ha entrado algún espíritu que me haga perder mi condición de hijo de Dios. Les recuerdo que la navidad (natividad de Jesús), no fue en esas fechas, que no se trata de regalos ni de viejetes regordetes, sino de recordar en forma especial lo maravilloso que fue, que el mismo Dios de los cielos se presentara en esta tierra para traer un mensaje esperanzador. Porque finalmente ese es mi concepto de celebrar navidad: Dios se hizo hombre.

Hno. Exequiel Mella

NOS VOLVEREMOS A VER

EN HONOR A UN SIERVO DE DIOS

Hno. Exequiel Mella

 

“Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos;primicias de los que durmieron es hecho” (1 Corintios 15:20).

 

La mayoría de nosotros queremos continuar viviendo. Esto fue lo que Salomón dijo: “Y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hechoDios desde el principio hasta el fin” (Eclesiastés 3:11). 

 

Los filósofos nos presentan ideas, las cuales confirman o contradicen la idea de la existencia de vida despuésde la muerte. Sin embargo, la lógica por sí sola no puedeconfirmar las conclusiones que ellos tienen. Lo que parezca razonable puede no ser verdad.

 

El pastor bajo quien fuí enseñado, siempre cita la pregunta que Job hizo, “Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir?” (Job 14:14), y ésta pregunta sólo puede ser respondida por revelación divina. Ni la filosofía y la lógica no pueden presentar prueba empírica ni dar certidumbre incuestionable de la existencia de vida después de la muerte. El fundamento para la fe, en que hay vida más allá del sepulcro, sólo puede ser tan sólido como la revelación sobre la cual descansa. Sin revelación, no hay certeza.

 

Es aquí, entonces, donde cada cristiano debe poner su atención: EN LA REVELACION... y ésta debe ser su confianza en los momentos cuando pasamos por la puerta hacia la vida después de la vida:

 

Deuteronomio 32:39 —Yo hago morir, y yohago vivir.

 

Salmos 17:15 —En cuanto a mí, veré tu rostro enjusticia; estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.

 

Eclesiastés 12:7 — Y el polvo vuelva a la tierra,como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.

 

Isaías 26:19 —Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradoresdel polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos.

 

¿Por qué? se preguntaran algunos,  ¿Por qué, no pierden la esperanza, aún cuando sus familiares fallecen?... y la respuesta está en la esperanza que todos los hombres y mujeres de Dios han albergado en sus corazones... ¡¡Los volveremos a ver!! (2do. Samuel 12:23).

 

La resurreción de Jesús, es nuestra mayor prueba y esperanza que hay vida después de la muerte... y nuestra certeza está en sus propias palabras: "Yo soy la resurrección y la Vida" (Juan 11:25). Confiamos en aquel que "quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por las buenas nuevas (el evangelio)" (2da Timoteo 1:10).

 

La certeza de que hay vida, para el cristiano, después de la muerte, no se basa en la filosofía, ni en la lógica, ni en nuestro anhelo interno de volvera vivir. Éstas pueden darnos algunas razones plausibles para creer en una resurrección de los muertos, pero no constituyen una prueba. La certeza delcristiano se basa en CRISTO.

 

Dios es nuestro creador, Jesús es nuestro Salvador, la Biblia nos lo ha enseñado y su Iglesia da testimonio: ¡¡¡Nos volveremos a ver querido hermano Exequiel!!!

 

No podemos probar ni demostrar por medio de la experimentación de que viviremos después de morir. Pero tenemos certeza: Podemos saber que cuando experimentemos el evento de la muerte, no vamos a entrar ala extinción, sino, a la vida.

 

Con cariño y esperanza sobre esperanza

Pr. Jorge E. Pino Valenzuela

02 de Agosto 2012

Usuarios Online

Estos son los "Clic" hechos en nuestra Web

Descargue el Libro en PDF
Tratados Doctrinales I
Boletín de noticias

Si deseas tener novedades en tu E-Mail, debes registrarte

¡Siempre es buena hora para orar!

RelojesWeb para Pisos!
Descargue el Libro: "El Bautismo en Aguas"
Descargue el Libro: "El Bautismo en Aguas"
Descargue Comentarios y Pensamientos I
Descargue Comentarios y Pensamientos I